Únete a mi lista de suscriptores y todos los miércoles te mostraré con el #DivinoCóctel, cómo salir del estancamiento, hacer cambios radicales, alinearte a tu propósito y ser genuinamente tú.

Nombre

E-mail

 
adnre-hunter

7 ideas sobre ti y tu profesión que debes reforzar día a día para comerte al mundo con ACTITUD.

En este #DivinoCóctel quiero compartir contigo unos conceptos que necesitas reforzar en ti, si realmente tienes ganas de cambiar tu vida y conquistar todas las metas que te propongas.

He identificado dos situaciones comunes:

  1. La vida moderna transcurre con muchísima rapidez y tienes tanto que hacer que muchas veces pasas hitos tras hitos y te no haces el reconocimiento necesario de lo que hiciste y desarrollaste para lograrlo. Esto se acaba hoy si aplicas las ideas que comparto acá.
  2. Con frecuencia estás paralizado del miedo a cambiar, avanzar a tomar la iniciativa y te es difícil salir del estancamiento. Esto tiene solución, y es importante que tú pongas todo de tu parte para mejorarlo. Refuerza estas ideas todos los días por lo menos durante un año y empieza a generar pequeñas acciones que te acerquen a los resultados que quieres.

 

1. En este momento de mi vida, sé todo lo que he tenido la capacidad de saber hasta ahora.

 

No puedes saber todas las respuestas, acéptalo y suelta el control. Eres perfecto como estás en el ahora, aunque eso no significa dormirse en los laureles, sino dejar de criticarte y disponerte a seguir aprendiendo para crecer sobre los límites que tienes ahora. La vida es una gran obra de improvisación. Por más que quieras controlar los resultados, no tienes garantizado saber de antemano los sucesos futuros.

Hace tres años trabajé un proceso de coaching con una persona que le aterraba el cambio y el no saber a qué se iba a enfrentar. Esto hacía que ella no valorara su trayectoria profesional ni personal, y estaba muy desconectada de qué era  lo que realmente quería. Siempre trataba de amoldarse en vez de empoderarse de sus necesidades y capacidades. Le costaba enfrentar entrevistas de trabajo, porque siempre sentía que no sabía lo suficiente, lo que le traía una cuota de inseguridad permanente sobre sus capacidades y un sufrimiento constante.

¿Qué resultados puedes tener si te maltratas de esta manera?

A esta altura de tu desarrollo de carrera, seguramente te has dado cuenta que lo que aprendiste en la universidad es una décima de lo que necesitas saber en trabajo que estás haciendo, y que vas a tener que dedicar tu vida a aprender habilidades nuevas y desaprender estructuras que ya no te sirven para crecer.

 

2. Soy una persona única. No hay y no habrá jamás alguien como yo.

 

Esto a mi parecer aplica en la profesión y en la vida privada, y por eso me cuesta generar una separación entre coaching de vida y coaching de carrera. Como adult@ pasas un tercio de tu vida en tu trabajo, desarrollándote profesionalmente, y tu vida personal se nutre o desnutre de tu avance en este ámbito. A mi parecer, es imposible separarlos, aunque lo intentes: Lo que te afecta en tu trabajo lo llevas en menor o mayor grado a tu casa, y lo que ocurre en tu vida privada repercute en tu desempeño profesional.

Seguramente te contratan por tu título de ingeniero, abogado o lo que seas, pero si dependiera solamente del título profesional no hubieras sido elegido por sobre otro profesional para asumir x desafío laboral.

Por la premisa del título, quiero instarte a no compararte jamás con nadie. No sabes qué ocurrió tras bambalinas para que esa persona esté donde esté hoy. Muchas veces el éxito es a cuesta de sacrificar otros aspectos de la vida que son placenteros, y eso puede causar dolor. Es necesario definir lo que el éxito es para ti, ver qué tienes que hacer para lograrlo y encontrar un balance entre tus deberes y placeres.

Estamos dejando atrás el paradigma de la competencia y entrando en la era de la colaboración. La única persona con que te deberías comparar es con quien eras en el pasado, y aspirar a superar los límites que no te dejan crecer.

 

3. Si trabajo mis talentos y capacidades, el mundo será mi ostra

 

Nada en la vida que sea perdurable viene sin trabajo ni disciplina. No dejes nada al azar, porque cosas azarosas magníficas sí suceden, pero no es la constante en la vida. Diseña tu vida, no la vivas por defecto, al azar. Tienes talentos y habilidades que te hacen único y especial, y si no los desarrollas los pierdes. Evita quedarte en las glorias pasadas de tu vida cuando “eras tal cosa” o “hacías tal otra”, y en vez trae lo que te sirvió en el pasado al presente, y descarta lo demás.

Desarrollar tus talentos y ponerlos al servicio de tu desarrollo profesional es una gran decisión si quieres vivir conectado a tu creatividad, apasionado de tu vida y en tu zona de genialidad. Obviamente vas a tener situaciones desafiantes, como todo el mundo.

¿Cómo respondes mejor a un desafío? Desde tu zona de genialidad o desde el estancamiento? Déjame tus comentarios abajo.

 

4. Soy una persona y profesional altamente competente

 

Si tu no piensas bien de ti mismo, nadie lo hará por ti. El lenguaje no verbal dice más que el hablado, y tus creencias sobre tus capacidades se reflejan en tu postura, comportamiento, hábitos y palabras.

Todo parte de tus pensamientos, y tus pensamientos alimentan tus emociones, tu emociones se reflejan en tu postura, tu comportamiento, tus hábitos y también la elección de tus palabras y diálogo.

Deja de perder tiempo en dudar de ti, en esa cháchara mental que te convence de que algo falta para calificar. No. Adquiere el nuevo hábito de pararte delante del espejo todos los días mirarte a los ojos y decirte con entusiasmo:

 

Yo soy capaz de hacer todo lo que me proponga. Soy altamente competente. Soy enfocada. Tengo disciplina. Con trabajo, puedo llegar de acá hasta allá. Tengo todas estas cualidades (y las nombras) y las pongo al servicio para lograr mis metas, sentirme feliz en el camino a ellas y agregar valor a la vida de las personas que me importan.

 

¿Cuál va a ser el  nuevo cuento que te cuentas? Déjame tu comentario abajo.

 

5. Tengo un caudal infinito de creatividad, y siempre puedo encontrar la solución adecuada a mis desafíos

 

Tu naturaleza es creativa. Confía en la habilidad que tienes de resolver tus desafíos. Si sientes resistencia, o estás bloqueado, has una actividad que te ayude a fluir. Algo que tenga sentido para ti. Te puedo compartir algunas que sé que sirven:

  • Meditar diariamente (No te exijas tanto… pueden ser 5 minutos),
  • Salir a caminar,
  • Conversar con alguien importante para ti,
  • Leer un libro,
  • Dormir un rato,
  • Dejar de comer azúcar y gluten,
  • Tomar acción y pedir ayuda

 

6. Soy un elemento que suma a la organización donde trabajo

 

Hagas lo que hagas, aporta valor. Lidera tu vida sumando a la vida de otras personas. Eso es una actitud que genera un impacto positivo en tu entorno. Se trata de todo lo que puedes hacer para ayudar a otros a crecer. De verte como una pieza fundamental dentro de un engranaje perfecto, sin importar cuál sea tu cargo y tu misión. Esto hace la súper diferencia entre un líder y una persona con desempeño mediocre.

Muy seguido voy a trabajar a uno de los Starbucks de Providencia, y la única persona que siempre recuerdo, que muchas veces parece invisible para todos, es el guardia de seguridad. Lidera su trabajo con un nivel de excelencia, amabilidad y compromiso tal, dando siempre algo extra y poniéndole su sello personal. Habiendo trabajado en la industria hotelera, conozco el esfuerzo, agotamiento, la presión, las largas jornadas y la baja retribución salarial y en trato humano que tiene su labor y en general de las personas que trabajan en este tipo de servicios. Por ello, un día me acerqué a él y le comenté:

“Quiero felicitarlo por su trabajo. Usted hace la diferencia en este lugar. Vengo para acá hace mucho tiempo, y siempre lo recuerdo a usted, y lamentablemente no a la gente que está detrás del mesón. Usted le pone corazón a su pega, ¿Le gusta lo que hace?”

Y sorprendido y agradecido me dijo que no, no le gustaba su trabajo pero hacía lo mejor que podía porque era su trabajo en este momento. Una gran lección de vida ¿No crees?

 

Agradece donde estás, da lo mejor de ti y desarrolla tus habilidades para cambiar tu vida si donde estás no te satisface.

 

Es, como diría Robin Sharma, un líder sin título. Amo ese concepto, y te quiero inspirar para que tú también lo seas. Independientemente de que tengas un título rimbombante o no. Lo importante es que lideres tu vida, en todos sus aspectos y que siempre agregues valor.

 

7. Soy una persona que se respeta, respeta a los demás y es respetada.

 

Algo inherente a nuestra cultura latina es el hecho de sobreponer los intereses ajenos por sobre los nuestros. En algunos casos esto está bien, pero cuando es una constante, y tú estás en el último lugar de tus propias prioridades, llega el momento de volver al respeto y al amor propio.

Cuando tú respetas tus intereses, tiempos y necesidades, es más fácil ser genuínamente empático y respetar a otros. Es un flujo virtuoso de respeto, que parte por ti, va hacia afuera sin ninguna expectativa ni necesidad de control, y luego vuelve hacia a ti.

Decide elevar tus estándares y comienza a escucharte más, aceptar tus ritmos y respetar quien eres. Así vas a generar más círculos virtuosos.

¿Cómo se aplica esto a ti? Déjame tus comentarios abajo y sigamos la conversación.

Si sientes que estás listo para tomar el próximo paso, agenda una sesión libre de costo de 30 minutos conmigo para que evaluemos tu programa de coaching.

Un abrazote, Catalina

 

Fotografía de Andre Hunter en Unsplash

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



*